miércoles, 6 de mayo de 2015

Quit playing games with my heart

SO1E03
Este capítulo ya lo tenía bien planeado en la cabeza, precisamente porque mil millones de pensamientos corren y me es imposible concentrarme en este momento. Pero pues se me olvidó.
Proseguiré con un flashback:

"Me bajé del metrobús, iba con tiempo suficiente pero no tenía idea de dónde quedaba el bar en el que acordarnos vernos. Había llovido, las calles estaban llenas de gente así que me movía entre personas y charcos. Comenzó a lloviznar, me refugié afuera de un negocio, no me acuerdo qué era. Estaba muy nerviosa. Saqué mi teléfono y vi la ubicación exacta del lugar. Seguí caminando. Había algo que se respiraba diferente ese día, además de la tierra mojada y la sensación de limpieza después de una gran lluvia, era algo más. Caminaba segura de mis pasos, extendiendo una sonrisa por toda mi cara, estaba muy emocionada.
Llegué al lugar. No había nadie afuera. Revisé el la hora y tenía un minuto de atraso, decidí esperar, pero volteé al interior del bar y lo vi ahí sentado, volteó en el segundo que mi corazón se hacía grande y le sonreía como estúpida. Se levantó, alzó la mirada y me dijo: 'Wow, te ves hermosa', así sin dudas, sin asombro, sus palabras eran más como un recordatorio para si mismo."

Bonito, ¿no? Lo que sucedió después fue todavía más mágico, pero no es relevante para el relato de hoy. Muy pocas personas han hecho mucho con tan pocas palabras en mi persona y hace unas semanas (que probablemente no tiene mucho sentido que las lean ustedes) una simple oración me provocó lágrimas de alegría.
¿Saben?, muchas veces creemos conocernos al 100%, es lógico, es nuestra vida, es nuestra memoria, nuestra libertad, nuestras decisiones... Claro, es lo que hemos recopilado en los años de nuestra vida, pero hay cosas que no vemos y los demás sí.
En esta situación en específico, una persona con la que cruzo algunas palabras al día y convivimos 10 hrs del mismo me dijo (entre otras cosas):
"no me gustaba la Mariel del 2014, Mariel del 2015 es mucho más alegre, más motivada"

WHAT?! ¿En qué momento de la vida se dio cuenta de esto? Me dio mucho gusto que el cambio que siento se notara, y sobre todas las cosas: TENÍA RAZÓN, necesitaba eliminar esa mala vibra de mi vida.
En fin, es bonito saber que uno tiene la razón y que los cambios se vean "materializados" de alguna forma.
Sé que no lo he superado. No. Creo que mi corazón aún espera una disculpa sincera, pero ¡JODER!, estoy más cerca y el  2014 se ya fue hace 5 meses. ¡VIVA la libertad!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Recent Posts