jueves, 16 de abril de 2015

Animal

The One with the BFF
Usualmente, los capítulos de las sitcoms que vemos nos cuentan una situación (con sub tramas pequeñas) y todas concurren al final para dejarnos una linda enseñanza o algo por el estilo.
El draft de este "episodio" era muy de hueva. Así que solo les vengo a contar el otro lado de la moneda de el hermoso momento de la semana pasada.
Yo creo que deberíamos empezar con un flashback a Mariel hace unas semanas recibiendo una llamada de su mejor amiga. La conversación es bastante graciosa:

Watson: Ven a verme, necesito salir contigo y hacer desastres como hacíamos antes. (Vive en Playa del Carmen y al leer esto me doy cuenta que estoy a un paso de ser de esas señoras que recuerdan su juventud descarriada y piensan que fue la mejor etapa de su vida... guácala)
Mariel: Ya sé, me urge una de esas salidas y disfrutar de la Playa... y hombres.
Watson: Pinches hombres, neta. ¿Por qué mienten? O sea, güey me quieres dar, pues chido, yo también a ti, pero no me inventes que me amas y que vamos a estar juntos si después no lo vas a hacer.
Mariel: ¿Verdad? Qué hueva. (Lloré como Magdalena unas semanas antes y estaba envalentonada en ese momento)


Después continuamos hablando de otras cosas, 😏 cosas de mujeres. El punto del flashback fue justamente que desde ese día me quedé con muchas ganas de salir y divertirme "despreocupadamente", ya saben sin que alguien me juzgue al otro día. Desgraciadamente, esas ganas fueron haciéndose amorfas y las guardé en un rinconcito de mi corazón, hasta que un buen día dije "why not?"
Y así fue que me aventuré a salir con un argentino que estaba de paso. Estuvo muy, muy divertido y al final, me sentí  bien por hacer algo fuera de mi zona de comfort.
Continuando con la racha de buena onda, ayer volví a salir con un personaje curioso. Teniendo como referencia un gran éxito de la primera salida, esta fue un poco diferente. Hubo plática amena, momentos divertidos y unas cervezas, lo malo: interminables momentos incómodos.
¡Dios!, ¿por qué me hiciste tan effing awkward? Me relajé después de un rato y traz, el dude es mil veces más awkward que yo y tuve que irme a mi casa pensando:
"No todas pueden ser victorias y la verdad está bien. La gente está muy obsesionada con el 'éxito' y 'ganar'. La vida también es perder y qué bonito es perder también."
Shit happens.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Recent Posts